España sigue abonada a la plata en la piscina del Centro Acuático de Tokio. Con la de Iñigo Llopis en 100 metros espalda S8, ya son cuatro las medallas de este color. El vasco, que pasó en tercer lugar por el 50 y logró remontar, se ha proclamado subcampeón paralímpico tras parar el crono en 1:06.82 y da a España su quinta medalla en los Juegos de Tokio. Salió a recogerla con los brazos en alto. Esa plata sabía a gloria después de tanto sufrimiento por las lesiones. Resoplaba una y otra vez y no paraba de mirar la medalla colgada a su cuello. El sueño se había hecho realidad y lo tenía entre sus manos. Parecía no creérselo. . El estadounidense Robert Griswold, el gran favorito, se colgó el oro con una estratosférica marca de 1:02.55, que supone récord del mundo. El bronce fue para el chino Fenggi Lui (1:07.09).

 

Leer noticia completa Vía MARCA

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *