La sala BBK, donde tuvo lugar la gala del deporte, en la que EL CORREO premió a los mejores deportistas vizcaínos del 2018, estaba completamente a reventar. Más de medio millar de personas asistieron a un festejo, patrocinado por el Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia, IMQ, EL CORREO y la propia BBK, en el que el mítico José Ángel Iribar, portero del Athletic, quien recibió el premio a la trayectoria, fue recibido con una gran salva de aplausos. La otra protagonista de la tarde fue la pequeña Udane, hija del ciclista Igor Antón, que subió al escenario por voluntad propia, lo que provocó la risa enternecedora de todos los presentes.

Leer noticia completa aquí